Quiénes somos

Hace aproximadamente un año que algunos colectivos sociales comenzamos a gestar la idea de crear un espacio de encuentro y apoyo mutuo entre diferentes, con el ánimo de conectar la diversidad de luchas sociales en las que nos encontrábamos (nos encontramos).

De esos primeros encuentros fue surgiendo la propuesta de “decálogo” de reivindicaciones, entendidas como un consenso de necesidades mínimas y urgentes. Sin embargo, nuestra idea no es la emergencia, porque nos convertimos en “bomberas sociales” y entre los rescoldos es complicado hacer germinar nuevas semillas.

De ahí que, entendiendo que en la situación de extrema necesidad y de medidas urgentes para enfrentar las situaciones límites de empobrecimiento masivo, la destrucción de los derechos sociales y libertades individuales y colectivas, etc.; entendamos que reavivar nuestros encuentros se hace más necesario que nunca.

Y no sólo por este nuevo “re-arme” capitalista, sino porque las alianzas entre el capital, el heteropatriarcado y la extrema derecha, nos sitúan en una posición en la que no podemos quedarnos calladas, no podemos dejar que se apoderen de las calles, no podemos dejar que manipulen los discursos, no podemos dejar que nos invadan con consignas racistas y fascistas sobre todo en los barrios populares.

Caminamos inexorablemente hacia una crisis terrible, cuya factura pagaremos otra vez las de siempre, la clase obrera y las personas empobrecidas y de vidas precarizadas. Las medidas tomadas hasta ahora por el Gobierno no son más que parches para esconder una realidad que ya antes de la pandemia era insoportable.

Nos esperan tiempos donde en el aspecto laboral lo que ahora son ERTE pasarán a ser ERE, aumentando la lista de personas sin empleos probablemente hasta cifras nunca conocidas, cuando se acaben las subvenciones, las empresas empezarán a despedir de forma masiva. Las anunciadas derogaciones de las reformas laborales o la Ley del Trabajo Autónomo, que impida el fraude masivo por parte de las llamadas plataformas, están durmiendo en un cajón. Tampoco parece que este año el SMI pueda verse revalorizado.

El Pacto de Toledo está condenando al empobrecimiento a nuestras pensionistas actuales y va a impedir que quienes ahora trabajan puedan tener una pensión en el futuro. Y sin olvidar que los confinamientos y las restricciones están suponiendo que la carga emocional y de cuidados vuelva a recaer y ser asumida por las mujeres o que las supuestas salidas que se ofrecen desde los fondos europeos volverán a caer en manos de grandes empresas y multinacionales que nos explotan y que están depredando todos los recursos naturales.

Os invitamos a todas a integraros en el espacio creado contra las desigualdades sociales. Tenemos los viejos problemas de siempre al que ahora se suman los derivados de la pandemia.

Lancemos propuestas de interseccionalidad en las luchas parciales y en las globales. Que se nos oiga alto, claro y fuerte. Enterremos al fascismo capitalista, heteropatriarcal y racista.

  • CGT
  • Co.bas
  • Coespe
  • Coordinación Baladre
  • Coordinadora Estatal de Mareas Blancas
  • Ecologistas en Acción
  • Estudiantes en Movimiento
  • Frente de Estudiantes
  • Fridays for Future
  • Greenpeace
  • Movimiento Feminista Balears
  • Plataforma Estatal de Camareras de Pisos
  • Unidad Coespe

Decalogo

Addesiones
Comparte