Pensiones Públicas para todos y todas y suficiente

La totalidad del movimiento pensionista de manera única y unívoca, volverá a pelear en las calles, el derecho esencial y fundamental a que todas las personas y todas las generaciones, tengan una Pensión Pública suficiente, cuando tengan esa necesidad, para tener y desarrollar una vida digna.

Como primera reivindicación gritan y exigen a políticos y legisladores que las Pensiones Públicas suficientes son un derecho.

Por lo tanto, no pueden seguir existiendo Pensiones Públicas de pobreza como las actuales, donde más del 50% de las mismas se encuentra en ese umbral.

Exigen una Pensión Pública mínima de 1.084 euros al mes y por 14 pagas, siendo esta una pensión suficiente y digna, que recoge el artículo 50 de la Constitución Española.

Para mantener y defender nuestro Sistema Público de Pensiones, reclaman que el sistema público mantenga la caja única: solidaria y de reparto, no de capitalización individual y esta se nutra con fondos públicos provenientes de las cotizaciones sociales y, de los impuestos, para que quien “gana más” aporte en función de sus rentas, es decir, los PGE son la garantía de la suficiencia, y ser gestionado por la Administración General del Estado.

Es obligatorio un Sistema Público de Pensiones Solidario y de Reparto: no a la privatización de las Pensiones Públicas, por cualquier puerta que pretendan colarla: planes individuales, asociados, de empresa y que se termine de una vez con la fiscalidad preferente a estos planes privados, que restan miles de millones a la Caja Común de la Seguridad Social y a la Hacienda Pública.

Luchan por la derogación de las leyes de reforma de las pensiones de 2011 y 2013, donde se vuelva a la edad de jubilación ordinaria a los 65 años y la anticipada a los 60 sin penalizaciones cuando las carreras profesionales sean de 30 años o más, a la vez que de manera progresiva se jubilen las personas a los 60 años como reparto del trabajo y el empleo y el periodo de cálculo de la pensión sea de 15 años.

Y ahora más que nunca necesitamos terminar con la Brecha de Género y ésta solamente tiene una solución: la pensión mínima de 1.084 €/mes, para todas, bien en el nivel contributivo, bien en el asistencial, al igual que las de viudedad. Esto es luchar por la igualdad.

Por nuestro Sistema Público de Pensiones para todos y todas y suficiente, volvemos a las calles y no solo quienes ya son de la generación de jubiladas o jubilados, sino que, son las generaciones más jóvenes que aún trabajan o están en paro, quienes debemos apoyar y ser muy activas en esta lucha por el Derecho Fundamental y Esencial a una Pensión Pública suficiente y digna.

Contra la Desigualdades Sociales

Por la Justicia Social y Ambiental

Comparte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.